Mitos y Falsas Creencias

     Uno de los factores que en mayor medida dificulta la detección adecuada del abuso sexual infantil está relacionado con un conjunto de falsas creencias que ayudan a que el abuso siga siendo poco detectado. Por ejemplo si un profesional cree que el abuso es muy poco frecuente, y que en su contexto de trabajo o en el lugar en donde vive todavía lo es menos, es probable que en su labor profesional obvie buscar determinados síntomas o hacer determinado tipo de preguntas que pueda considerar innecesarias. Así, no sería difícil que una situación de abuso sexual pudiera pasar desapercibida ante sus ojos, en su convicción de que “esto aquí no pasa”:

 
  • Los abusos sexuales son poco frecuentes.
    • Un 20% de la población sufre durante su infancia o adolescencia algún episodio de abusos sexuales.

 

  • Hace años no pasaban estas cosas. 
    • Actualmente hay una mayor sensibilización por el tema y los profesionales son más capaces de detectar esta problemática. Los medios de comunicación se interesan más por este tipo de noticias.

 

  • Sólo los padecen las niñas.
    • Tanto las niñas como los niños los padecen, pero los porcentajes indican que las niñas los padecen más.

 

  • Los niños/as son seductoras o responsables del abuso. 
    • Esta es una excusa de los abusadores/as: los niños nunca son responsables de la falta de control de los adultos.

 

  • Los menores no dicen la verdad, cuando acusan. 
    • En general, los niños no mienten cuando explican una situación de abuso sexual, muchas veces porque sería difícil que tuvieran cierta información o comprensión de un hecho, si no fuese una situación que han vivido personalmente. Pero también en cierto, que a veces se producen denuncias falsas, muchas veces inducidas por otros adultos, por ejemplo en caso de divorcio por interés de uno de los progenitores.

 

  • Los menores podrían evitarlo. 
    • Los niños y niñas suelen ser confiados en las personas de su entorno más inmediato. Por otro lado niños y niñas suelen tener muy poca información sobre lo que es un abuso sexual, pueden aprender a evitarlo, pero generalmente cuando les sucede, les coge por sorpresa, les engañan o les amenazan y no saben reaccionar adecuadamente.

 

  • Los agresores son enfermos mentales.
    • Los agresores/as no tienen un perfil psicológico común  que permita definirlos como enfermos mentales. La mayor parte de los casos se les definiría como personas normales, y la gente de su entorno los define como gente encantadora en muchas ocasiones. Tienen una falta de control de impulsos, podríamos hablar de deficiencias de socialización en algunos aspectos de su vida.

 

  • Si pasase en el mi entorno lo sabría.
    • Después de los porcentajes presentados de denuncia, y de conocimiento de abusos en el momento que se producen, podemos pensar que en muchos casos no somos capaces de reconocerlos.

 

  • Los agresores son casi siempre familiares o desconocidos.
    • Los agresores/as tanto pueden ser conocidos como desconocidos.  Pero en general y debido a la etiología del abuso sexual a menores en una mayoría de ocasiones los abusadores/as son conocidos, lo que no quiere decir que casi siempre sean familiares, estaríamos hablando del círculo cercano al menor.

 

  • La madre, si lo sabe lo denuncia.
    • Esta situación es más habitual cuando el abusador/a es una persona desconocida, pero cuando es un familiar puede pasar que intente no enterarse, que lo oculte o que lo justifique.

 

  • Los efectos son siempre graves/no tienen importancia.
    • Los efectos dependen de muchos factores, de la duración del abuso, de la relación con el abusador/a, del tipo de conducta abusiva. Pero también dependen de las características personales de cada niño y de su capacidad para afrontar situaciones. También es muy importante el papel del apoyo social, es decir, de si han creído y apoyado al menor en el momento de la revelación. Es muy importante tener claro que no siempre los efectos son muy graves, pero sí que es importante apoyar a las víctimas de abuso.

 

  • Los abusos se dan casi siempre con violencia física o verbal.
    • La mayoría de las ocasiones van acompañados de manipulación, seducción y engaño.  La etiología del abuso sexual a menores nos hace pensar en otro tipo de estrategias de acercamiento al menor. No obstante, puede haber situaciones de violencia tanto física como verbal.

 

  • Sólo se dan en clases sociales bajas o en situaciones especiales.
    • En verdad se da en todo tipo de situación familiar, de cualquier tipo de clase social, económica o cultural.

 

  • Los abusadores sexuales son siempre hombres.
    • La mayor parte de los abusos sexuales son cometidos por varones. El 14% de las agresiones cometidas contra niños y el 6% contra niñas, fueron cometidas por mujeres.

Contacto

ASOCIACIÓN AIDER MURCIA

C/ SANTA CATALINA 8

30004 MURCIA

 

Para ponerse en contacto con nosotros o concertar una cita, le sugerimos llamar al

Fijo: 868076122

Movil: 617083109 617083109

E-mail:

asociacion@aidermurcia.es

 

o bien utilice este formulario.

Horario

De Lunes a Viernes

De 08:00 a 20:00 horas.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ASOCIACIÓN AIDER MURCIA